Desde mayo de 2021 la DGT ha marcado nuevos límites de velocidad que permanecían sin modificar desde 1992. Esta nueva medida busca no solo reducir la siniestralidad vial en las ciudades sino también transformar las calles y adaptarlas a las nuevas formas de movilidad (más bicicletas, monopatines eléctricos, etc) y medios de transporte más responsables con el medio ambiente.

En este artículo te contamos cuáles son los nuevos límites de velocidad para circular por la ciudad, por qué se han modificado y las multas por exceso de velocidad.

¿Cuáles son los nuevos límites de velocidad?

Conocer los nuevos límites de velocidad permitidos en las ciudades no solo es importante a la hora de preparar el examen de conducir, sino también para los conductores habituales.

Además, el límite de velocidad no es el mismo para todas las vías, sino que depende de cuántos carriles haya y el sentido de la circulación. Por ejemplo, el 80% de todas las calles de las ciudades españolas son vías urbanas de un único carril por sentido. Hasta ahora, en estos casos estaba permitido circular a 50 km / hora, a partir de ahora es a 30 km/h.

Estos son los cambios en el límite de velocidad dependiendo de cada vía:

  • 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera.
  • 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación. Son las más habituales y según la DGT en función suelen ser entre el 60% y el 70% de las calles de las ciudades.
  • 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.

Aunque estos son límites generales, hay una excepción para los vehículos de transporte de mercancías peligrosas. En este caso la velocidad máxima es de 20 y 30 km/h, en los dos primeros del tipo de vía, y de 40 km/h en el tercer tipo de vía. Es decir, siempre 10 km/h menos que el resto de vehículos.

Los nuevos límites de velocidad varían según el tipo de vía.

Multas por exceso de velocidad

Debido a este cambio en los límites de velocidad en las ciudades, también se han modificado las multas por incumplimiento. Te detallamos las multas por exceso de velocidad en la ciudad:

Multas por superar el límite de velocidad a 20km/h

  • Entre 21 y 40 km/h – 100 euros
  • Entre 41 y 50 km/h – 300 euros y dos puntos
  • Entre 51 y 60 km/h – 400 euros y cuatro puntos
  • Entre 61 y 70 km/h – 500 euros y seis puntos
  • A partir de 71 km/h – 600 euros y seis puntos

Multas por superar el límite de velocidad a 30 km/h

  • Entre 31 y 50 km/h – 100 euros
  • Entre 51 y 60 km/h – 300 euros y dos puntos
  • Entre 61 y 70 km/h – 400 euros y cuatro puntos
  • Entre 71 y 80 km/h – 500 euros y seis puntos
  • A partir de 81 km/h – 600 euros y seis puntos

Multas por superar el límite de velocidad a 50 km/h

  • Entre 51 y 70 km/h – 100 euros
  • Entre 71 y 80 km/h – 300 euros y dos puntos
  • Entre 81 y 90 km/h – 400 euros y cuatro puntos
  • Entre 91 y 100 km/h – 500 euros y seis puntos
  • A partir de 101 km/h – 600 euros y seis puntos
Imagen de la DGT.

¿Por qué cambian los límites de velocidad en la ciudad?

Desde la DGT han expuesto algunos de los motivos por los que hay nuevos límites de velocidad en la ciudad. Estos son algunos de ellos:

– La mayoría de los fallecidos en accidentes de tráfico en la ciudad son usuarios como peatones, ciclistas y motoristas.

– Reducir el límite de velocidad a 30 km/h en la ciudad reduce el riesgo de fallecer como causa de un atropello más de un 80%. Por ejemplo, según indican desde la DGT la posibilidad de fallecer cuando hay un coche a 50 km/h para el peatón es de un 90%, esto se reduce a un 10% si la velocidad es de 30 km/h.

– También se reduce a la mitad la distancia de frenada que se necesita para detener el vehículo. Esto también supone menos accidentes. Además reduce también el ruido ambiental.

Hay que tener en cuenta que estos cambios de los límites de velocidad solo se han modificado en las ciudades. En el caso de las autovías las restricciones dependen de la vía pero van desde los 80 km/h hasta los 120 km/h como máximo.